Posts Tagged ‘evo’

Coisa de comunista latino americano: proibir coca cola e levar presos para assistir comício………

01/08/2012

Estupor en Argentina por la salida de presos a mítines kirchneristas

Alejandro RebossioBuenos Aires451

Reclusos que están condenados por asesinato o violación tienen un papel estelar en algunos actos políticos

Bolivia anuncia una nueva era sin capitalismo ni Coca-Cola

Mabel AzcuiCochabamba235

El ministro de Exteriores fija el fin de la venta del refresco en el país para el 21 de diciembre, cuando termina el calendario maya

Lula amigo de Evo financia trans cocalera na bolivia, Evo legaliza carros roubados que foram trocados por cocaina.

27/10/2011

Rinaldo cobra providência de Dilma no combate à troca de carro por droga na Bolívia

Para deputado, legalização de carro roubado no Brasil pelo governo boliviano criou moeda de troca no tráfico de cocaína

Wendell Reis

Deputado
Rinaldo Modesto (PSDB). (Foto: Wagener Guimarães/ALMS

O deputado estadual Rinaldo Modesto (PSDB) está preocupado com o aumento do tráfico de drogas, principalmente na fronteira do Brasil com a Bolívia. Ele ocupou a tribuna da Assembleia Legislativa para falar sobre o caso e pediu a colaboração dos colegas para que a Casa envie um documento à presidenta Dilma Rousseff (PT) cobrando ação enérgica com o objetivo de que a diplomacia prevaleça, no caso da medida do governo boliviano de legalizar carros roubados no Brasil e levados ao paós vizinho.

“Reciprocidade. Me trate bem que eu te trato bem. Não estamos sendo tratados como devíamos”, analisou o deputado. Rinaldo explica que no dia 20 de outubro o Congresso Nacional realizou uma audiência para abordar a norma 133, do governo boliviano, que legaliza todos os carros no seu País, o que atingiu diretamente o Brasil.

No dia 8 de junho, o governo boliviano autorizou a regularização de carros ilegais no País, por meio de pagamento de tarifa. A taxa para a nova documentação de carro com passado desconhecido varia entre US$ 2 mil e US$ 3 mil. Para o deputado, a medida visa angariar recursos através da violência e da criminalidade praticada em países vizinhos.

De acordo com a Federação Nacional das Empresas de Segurança Privados (Fenaseg), dos 377.250 carros roubados na Brasil, 53% não foram recuperados. O principal destino dos automóveis furtados são os desmanches, ou países como o Paraguai e a Bolívia.

Para o deputado Geraldo Resende, além do óbvio aumento da violência, a instabilidade jurídica vai ser amplificada pela criação deste novo “automóvel híbrido”, regular na Bolívia, mas completamente ilegal no Brasil, Chile, Paraguai e Peru.

“O roubo de carros está intimamente ligado á outros crimes como o trafico de armas e drogas, as conseqüências desta irresponsabilidade podem significar uma onda de violência sem precedentes. O roubo de automóveis é comandado de dentro das cadeias, esses veículos servem, ora como moeda de troca por cocaína, ora como transporte para outras drogas”, alertou o deputado.

Segundo o deputado Rinaldo, os brasileiros são surpreendidos durante visita ao país vizinho. “A pessoa vai a Bolívia visitar alguém ou fazer compra é assaltado. Conheço casos de Campo Grande, de pessoas que perderam os seus automóveis sob a mira de pistola e a família hoje faz tratamento psicológico em detrimento disso”.

Rinaldo explica que a norma estabelecia a regularização de 10 mil veículos em 15 dias, mas foram legalizados 125 mil, segundo dados da audiência pública realizada no Congresso. Ele lembra que paralelo a tudo isso, criou-se uma nova moeda, que seria a troca de veículos por cocaína: “Uma Hilux que custa entre R$ 100 e R$ 120 mil é trocada lá por 5 quilos de cocaína. Um carro de menor valor, por um quilo, e isso traz um caos para o Pais, com entrada desenfreada da cocaína”, relatou.

PRESIDENTE DA BOLIVIA cerimônia de posse toma de posesion EVO INDIO MORALES ASSUME SEGUNDO GOVERNO MANDATO COM PODERES ILIMITADOS PARA IMPLANTAR COMUNISMO SOCIALISMO INDIGENA

21/01/2010

Evo Morales asume su segundo

mandato con poderes casi

ilimitados

El presidente de Bolivia, Evo Morales, investido este viernes para un segundo mandato de cinco años con un poder casi ilimitado para crear un nuevo Estado socialista e indigenista en reemplazo de “un Estado colonial que se va”, según dijo este jueves.

Morales, de 50 años, asume el poder en una ceremonia en la nueva Asamblea Legislativa -que sustituye al antiguo Congreso nacional-, frente a una oposición debilitada que vio impotente los cambios que logró imponer en su primera gestión.

El mandatario -que en su primer periodo nacionalizó los hidrocarburos y las telecomunicaciones- anunció este jueves que avanzará hacia la “refundación de Bolivia”, despidiendo “un Estado colonial que se va”, según dijo en una ceremonia ritual en la que fue ungido guía espiritual de los pueblos indígenas.

“Pasamos de un Estado colonial a uno social y plurinacional”, explicó esta semana el vicepresidente Alvaro García.

Para impulsar los cambios, Morales -que ganó las elecciones en diciembre con un respaldo del 64%- dispone de una abrumadora mayoría de 2/3 en la nueva Asamblea Legislativa, lo que le permitirá no sólo imponer medidas de transformación sino elegir a discreción las autoridades en los poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Electoral.

“Pasamos de un Estado colonial a uno social y plurinacional”

La principal candidatura opositora acumuló apenas 26% de los votos.

Para dar una imagen de la magnitud del cambio, Morales entregará al Congreso la tradicional banda presidencial con los colores amarillo, rojo y verde de la bandera boliviana y recibirá otra en la cual se incluye la bandera multicolor indígena (whipala).

Además, el gobierno decretó que el 22 de enero sea “día de la Fundación del Estado Plurinacional” en paralelo con el 6 de agosto, en que se conmemora la fundación de Bolivia, en 1825, mientras en el Congreso los retratos de los libertadores de Bolivia, Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, fueron relegados por los de los héroes indígenas Túpac Katari y Bartolina Sisa.

Al respecto, el ex presidente liberal Carlos Mesa escribió en el diario La Razón este jueves que los actuales gobernantes “no se dan cuenta que aunque saquen todas las estatuas, entierren todas las medallas, cambien el escudo y hagan desaparecer de sus pechos la bandera tricolor, cuando su tiempo termine la historia se impondrá sobre las imposturas”.

El presidente deberá convencer de que no está entrando en un Estado de autoritarismo en momentos en que se despliegan medidas judiciales contra varios de sus principales opositores.

“La bandera de este país es y será siempre una sola, la tricolor, aunque inunden el territorio de wiphalas, y Bolívar y Sucre seguirán siendo figuras singulares de la creación de la patria”, agregó.

En un país de 10 millones de habitantes y con altos índices de pobreza, Morales tendrá varios retos, empezando por el del gas, pues Bolivia posee la segunda reserva más grande de Sudamérica después de Venezuela pero tiene problemas para aumentar la producción.

Igualmente tendrá ante sí la tarea de convencer a la comunidad internacional de que puede luchar contra el narcotráfico sin ayuda de la estadounidense DEA, a la que expulsó el año pasado.

El mandatario, quien sigue siendo presidente de las confederaciones cocaleras de la región del Chapare (zona productora de esa hoja), ha realizado en foros internacionales una cerrada defensa de la coca, que tiene en su país uso medicinal y alimentario.

También el presidente deberá convencer de que no está entrando en un Estado de autoritarismo en momentos en que se despliegan medidas judiciales contra varios de sus principales opositores.

De hecho, el líder opositor Manfred Reyes Villa viajó clandestinamente a Estados Unidos a fines de diciembre, argumentando persecución política luego de que se multiplicaran contra él procesos judiciales por distintas causas.

En un momento en que la oposición política está debilitada, son las regiones las que han hecho contrapeso a Morales.

Por eso para Morales son decisivas las elecciones regionales de abril próximo, si es que quiere seguir extendiendo sus poderes.

Vía “AFP”   

Morales recibe la bendición de los

 líderes religiosos de Bolivia

El presidente boliviano será investido mañana para dar inicio a su segunda legislatura

EUROPA PRESS – La Paz – 21/01/2010

 La bendición de la Pacha Mama

El presidente boliviano, Evo Morales, al momento de recibir la bendición de los sacerdotes aymaras en las ruinas de Tiahuanaco- REUTERS

El presidente boliviano, Evo Morales, ha recibido hoy la bendición de los líderes religiosos del país en un acto previo a la ceremonia de investidura que se celebrará el próximo viernes y que dará comienzo a la segunda legislatura del mandatario.

Morales ha llegado en helicóptero a las ruinas del templo de Tiahuanaco, a 70 kilómetros de La Paz, acompañado por el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, para recibir la bendición de la Madre Tierra a través de un ritual purificador con agua y fuego, oficiado por sacerdotes aymaras, que les permitirá ejercer con sabiduría sus funciones.

Desde primera hora de la mañana centenares de personas se acercaron a las ruinas indígenas para apoyar a Morales, a los que se sumaron represetantes de movimientos sociales procedentes de Ecuador, Europa, Estados Unidos y Perú, con la participación destacada de la premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú.

CRIOLLOS DISCRIMINADOS MICRO NAÇÕES INDÍGENAS CONSTITUIÇÃO DA BOLIVIA BRANCOS EXPULSOS DE SUAS TERRAS ÍNDIO COCALERO EVO MORALES CRIA O ÓDIO ENTRE RAÇAS E CLASSES E DIVIDE A BOLIVIA DIVIDIR PARA REINAR

07/08/2009

La división de Bolivia se

profundiza

El decreto que consagra las autonomías indígenas reaviva la ruptura entre los Andes y el este del país – El Gobierno ensalza la quiebra del orden social

El presidente boliviano, Evo Morales, ha vuelto a agitar el avispero boliviano con un decreto que abre la puerta a las autonomías indígenas. Para algunos es una jugada electoral para asegurarse la reelección, para otros sólo un disparate y para los demás un acto de justicia histórica. Para el Gobierno de Evo Morales, el proceso autonómico está destinado a “romper el monopolio del poder político de las elites, especialmente de las tierras bajas [el este rico en petróleo y gas: Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija] y complementar la lucha por los territorios indígenas, que representa la ruptura del monopolio del poder económico”, en palabras del ministro de Autonomía, Carlos Romero, impulsor del decreto.

La nueva Bolivia

La revolución de Evo Morales

Los nativos han empezado a ocupar industrias y expulsar a sus propietarios

“Es la expulsión de las estructuras del colonialismo interno, la ruptura del poder económico, del poder político y la ruptura del poder cultural”, dice Romero. “Declaramos la autonomía indígena para romper definitivamente las cadenas de sumisión hacia los poderes políticos, culturales y coloniales”. Morales se ha adelantado medio año a la fecha prevista para sacar adelante el decreto de autonomía, que se esperaba cerca del 6 de diciembre, la fecha de las elecciones generales en las que el presidente espera obtener un segundo mandato.

La autonomía indígena y campesina es el hito que culmina la lucha por la inclusión que comenzaron los pueblos del norte y el oriente de Bolivia en 1992, cuando ascendieron desde los llanos a las cumbres andinas en una dramática caminata. Se consideró el despertar de las mayorías indígenas que habían permanecido hasta entonces, con esporádicas rebeliones, resignadas a vivir ajenas a los beneficios económicos del Estado. Seis de cada 10 bolivianos son pobres y los campesinos han tenido un salario medio anual jamás superior a los 50 euros en la última década del siglo XX.

El deterioro en la vida rural del altiplano es producto también del minifundio, el imperativo de heredar la propiedad de labranza sobre la creencia de que la pertenencia a un territorio reafirma la identidad y consolida la existencia de los pueblos atados a la Pachamama, a la Madre Tierra.

La nueva Constitución, aprobada a comienzos de año, reconoce cuatro niveles autonómicos: regional, provincial, municipal e indígena. Dice el artículo 290: la autonomía indígena “es la expresión del derecho al autogobierno como ejercicio de la autodeterminación de las naciones y los pueblos indígenas originarios y las comunidades campesinas, cuya población comparte territorio, cultura, lenguas, organizaciones e instituciones jurídicas, políticas, sociales y económicas propias”.

Las comunidades indígenas tendrán una veintena de competencias exclusivas, referidas fundamentalmente a “formas propias de desarrollo económico, social, cultural de acuerdo con su identidad y visión”, además de la atención a la infraestructura vial, servicios de educación y salud (agua, luz y alcantarillado).

Para financiar a las autonomías, el Estado apoyará con recursos económicos, independientemente de los ingresos que generen por actividades mineras, por ejemplo. Además, Carlos Dabdoub, secretario de Autonomía de la gobernación de Santa Cruz, señaló que los pueblos indígenas estarán exentos de pagar impuestos por sus tierras.

Los indígenas podrán formar mancomunidades que acaben por modificar la actual división territorial del país, especialmente en el sur. Bolivia está dividida en nueve provincias y 327 municipios. De estos últimos, unos 180 pueden ser declarados municipios autónomos indígenas, según el autor de la ley de Participación Popular, Carlos Hugo Molina. “La autonomía indígena tiene más competencias y más atribuciones que la autonomía provincial; tiene la gestión del territorio, la propiedad de recursos naturales, la aplicación de normas consuetudinarias y tiene un germen de formación de nuevos estados a partir de formas de autodeterminación”, explica el jurista.

Los pueblos originarios son 36, con poblaciones que van entre los tres millones de quechuas y aymarás, y otras 34, agrupadas en 10 familias lingüísticas, en las que prevalece la tupiguaraní. Algunas de estas etnias tienen menos de cien miembros (el caso de los araona) y otras pueden superar los 60.000 (los chiquitanos). La propiedad de la tierra implica la tenencia y usufructo de los recursos naturales renovables, pero también el derecho de veto a la explotación de los no renovables -hidrocarburos y minería-.

En los últimos meses, miembros de comunidades indígenas han ocupado al menos una veintena de explotaciones mineras concedidas por el Estado. Han confiscado la maquinaria y otros bienes y han expulsado a los trabajadores en protesta por la presencia de inversionistas extranjeros o locales pero de origen criollo. También han decidido asumir la explotación minera ante la pasividad de las autoridades. La misma situación se ha dado en explotaciones privadas agrícolas e industriales asentadas en terrenos reclamados por los indígenas. Los propietarios fueron expulsados y confiscados sus bienes, recursos, animales y maquinaria.